Reto para la gestión humana en las organizaciones, en tiempos de pandemia – Contrato Humano

Reto para la gestión humana en las organizaciones, en tiempos de pandemia

La Gestión Humana de las organizaciones se enfrenta por estos días a uno de los retos más complejos de los que se haya tenido referencia, a nivel general, obviamente descontando procesos propios de las dinámicas de una u otra organización en particular. Los procesos psicológicos extremos de los colaboradores; la gestión del cambio acelerada, exacerbada, exponencial; la incertidumbre general para los negocios; las nuevas competencias que están requiriendo los procesos de interacción; y también los ajustes que los modelos de negocio sufrirán, sin duda, con impacto sobre la estructura de personal. Si bien la alta gerencia tiene que afrontar el desafío y tomar las decisiones más oportunas y precisas, todo lo que desde allí se haga supondrá nuevos impactos sobre el talento humano, sumado a los que la emergencia ya generó. Los procesos psicológicos se impactan desde quienes asumen condición de trabajo remoto, por la ansiedad creciente, pero también por el manejo de las tensiones y las condiciones de comunicación, sumado al hecho de la incertidumbre acerca de los cambios que puedan darse en procesos, procedimientos, cargos y funciones, pero también en gente. Pero también se gatillan en quienes deben seguir cumpliendo trabajo presencial, y más si tienen relacionamiento con público, por los temores y las fobias que pueden surgir. Y en estos campos los responsables de talento humano deben centrar su prioridad en anticipar el manejo efectivo de estas emociones, y a fortalecer el trabajo con sus equipos en afrontamiento del cambio, resiliencia y adaptabilidad, todo a una velocidad sin precedentes. Una segunda instancia casi inmediata, consiste en el fortalecimiento de las competencias emergentes en las nuevas circunstancias, en las que por ejemplo las habilidades telemáticas se exigen con mayor destreza, pero al lado de ellas, criterios como la planeación y la organización, la capacidad de análisis y de síntesis, y la comunicación eficaz, entre otras. Algunas de estas son habilidades blandas que habitualmente se trabajan en ejercicios vivenciales y experienciales, pero seguramente tendrán que gestionarse desde otros modelos de entrenamiento. Luego están los resultados de los cambios en los modelos de negocio, que probablemente demandarán nuevas formas de interacción y relacionamiento con clientes y grupos de interés, estrategias cambiantes de impacto y comunicación. En este aparte la gerencia del talento humano deberá estimular la iniciativa y la actitud proactiva de los colaboradores, para que sean estos quienes se conviertan en los impulsores de las nuevas prácticas que demanda el entorno. Es claro que para algunas empresas, dados sus modelos de negocio, la actual situación no demande muchos o quizás ninguno de los cambios aquí mencionados, y quienes están en ese nivel tendrán una ventaja comparativa adicional en su gestión, pero no es el caso de un importante número de organizaciones empresariales, para las cuales los impactos generados por la actual condición de salud pública, están constituyendo el desafío más exigente de los tiempos recientes. Encuentra asesoría para tus procesos de Gestión del Cambio y Fortalecimiento en Competencias, en Contrato Humano Imagen tomada de Morguefile.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2020 Contrato Humano | por Restorink SAS