La gestión del talento humano en la revolución industrial 4.0

febrero 10, 2022

Al gestionar las implicaciones de la cuarta revolución industrial para las organizaciones, los lideres del talento humano desempeñan un papel fundamental a la hora de garantizar que las empresas sean capaces de adoptar y desplegar con éxito las nuevas tecnologías.

Como profesionales especializados deben estar a la vanguardia a través de, por ejemplo, una maestría de RRHH es esencial para apoyar a los colaboradores en la adaptación y transición a medida que cambian sus funciones, tareas y habilidades, y se van integrando las nuevas expectativas de los trabajadores y de la sociedad para construir lugares de trabajo atractivos e inclusivos.

A medida que las empresas buscan estrategias más holísticas para prepararse para el futuro del trabajo, los directores generales recurren cada vez más a la función de recursos humanos para evolucionar rápidamente y adaptarse a las demandas cambiantes.

Los profesionales de recursos humanos se encuentran en primera línea para ayudar a sus organizaciones y líderes a impulsar la absorción de la tecnología, fomentar la innovación, permitir nuevos modelos de trabajo y, en última instancia, atraer, retener y desarrollar la fuerza de trabajo del futuro.

¿Qué es la cuarta revolución industrial?

La industria 4.0 o cuarta revolución industrial se refiere al desarrollo de un entorno en el que las tecnologías y tendencias disruptivas están cambiando nuestra forma de vivir y trabajar.  Se basa en los fundamentos establecidos por las tres primeras revoluciones industriales, la cuarta revolución industrial es la fusión de lo digital, lo físico y lo biológico a través de la aparición de avances tecnológicos extraordinarios.  Estos sistemas inteligentes deben integrarse con las organizaciones y las personas. 

El término cuarta revolución industrial acuñado por Klaus Schwab, fundador y presidente ejecutivo del Foro Económico Mundial, describe un mundo en el que las personas se mueven entre los dominios digitales y la realidad offline con la utilización de tecnología conectada para modificar y gestionar sus vidas.

La cuarta revolución industrial está desdibujando los límites entre las personas y la tecnología. El impacto de estos cambios en la forma en que las personas trabajan y las empresas producen valor abarcará todas las industrias, economías y sociedades y redefinirá el futuro del trabajo. Las empresas y los gobiernos tendrán que adaptarse a estos cambios y apoyar al mismo tiempo la transición de la mano de obra. Si se gestiona bien, el futuro del trabajo puede ser uno en el que muchas más personas puedan desarrollar todo su potencial.

Aquí te presentamos cuatro imperativos clave que los líderes empresariales, en colaboración con sus homólogos de recursos humanos, tendrán que aplicar para aprovechar al máximo la industria 4.0.

Socio estratégico

Los días en los que los miembros de Recursos Humanos eran una función más del negocio que podía o no tener un asiento en la mesa de los ejecutivos han terminado. Un nuevo estudio sugiere que esta área se convierte ahora en algo más estratégico: adoptando e implementando nuevas tecnologías, encontrando nuevas formas de trabajo, impulsando la automatización, permitiendo el cambio rápido.

La industria 4.0 ofrece un sinfín de oportunidades ilimitadas en forma de avances tecnológicos que las organizaciones pueden adoptar para trabajar de forma más rápida y eficiente.  Las tecnologías innovadoras, como el Internet de las cosas, la Inteligencia Artificial y el Big Data, están sirviendo para automatizar la mayoría de los procesos de recursos humanos.  Esto está transformando los recursos humanos tradicionales en RRHH 4.0.

Un agente de cambio

La responsabilidad del talento humano de impulsar y gestionar el cambio en las organizaciones se ha vuelto mucho más crucial. Se espera que esta área pueda: ayudar a navegar por las incertidumbres, asesorar y poner en marcha planes para ayudar a las empresas a adaptarse al cambio, utilizar la cultura como nueva estructura organizacional y manejar la analítica como herramienta clave.

Habilitador de personas

Su función de capacitar a las personas acaba de ser mucho más valiosa. Deberán: elaborar estrategias para la reinvención del trabajo, la recualificación y la redistribución del talento; identificar vías de recualificación para los talentos cuyo trabajo se está transformando por la automatización; organizar una combinación de acciones para hacer frente al impacto de la automatización y construir un ecosistema de talento que abarque modelos de trabajo alternativos empleando diferentes métodos para encontrar las habilidades necesarias.

Innovador creativo

Puede parecer un poco atípico para algunos, pero el futuro exige que el talento humano empiece a liderar la innovación, es decir, creando nuevos sistemas o perfeccionar los existentes. Mejorando la gestión del talento para la nueva era e innovando en su propio campo: creando una nueva forma de trabajar para el área.

En resumen, los recursos humanos son absolutamente vitales para que las empresas prosperen en la cuarta revolución. Con incertidumbres como la pérdida de puestos de trabajo y la recualificación, los recursos humanos serán vitales para tranquilizar al capital humano de una empresa y dotarlo de las habilidades que necesita para prosperar.

¿Buscas asesoría? Encuéntrala aquí en ConTrato Humano.

Artículos Relacionados

La Empresa divergente

La Empresa divergente

“Si juzgas a un pez por su habilidad de trepar árboles, vivirá toda su vida pensando que es...

Comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Hola 👋🏼 ¿Podemos ayudarte?